El Proyecto

Tránsito es un análisis visual de los espacios como escenarios de instantes de miles de personas, de historias breves o experiencias intensas que ocurren en un mismo lugar.

Deambulamos por nuestro entorno sin reparar en con qué o quién cruzamos nuestro camino, pero nuestro tránsito imprime identidad a esos lugares.

“La gente pasa, el espacio permanece”.

La serie Tránsito, la forman ciudades como Nueva York, Dubai, Madrid, Londres, Amsterdam, Bruselas, Ceuta, Amberes, Barcelona o Milán, entre otras. Un proyecto que se centra en las personas y en sus experiencias, ya que son ellas las que construyen los espacios para dotarlos de personalidad. Cada lugar absorbe y guarda en su interior miles de instantes. Tránsito es mucho más que la acción de transitar por las calles, lugares y recorridos. Son momentos, historias, tiempo e identidad.

Las fotografías no solo consiguen que las imágenes estáticas parezcan tener movimiento; también tenemos la sensación de oír el bullicio de la gente y sentir su presencia casi física. Instantáneas que nos invitan a acercarnos para contemplar esa marea de gente de cerca y empezar a descubrir miles de detalles individuales, destacando. Los tonos consiguen jugar con la diversidad y la homogeneidad volviendo a pedirnos que nos alejemos de la fotografía para disfrutar del ritmo hipnótico creado por el bullicio.

Y es que ya lo afirmaba Goya: “La multitud son puntos y comas”. Nuestro deambular, muchas veces de forma casi mecánica, tiene más importancia de lo que pensamos, ya que el tránsito imprime a los lugares identidad y sentido. Espacios que permanecen mientras la gente pasa.